martes, 30 de octubre de 2012

El fraude

Ficha técnica. Título original: Arbitrage. Dirección y guion: Nicholas Jarecki. País: USA. Año: 2012. Duración: 107 min. Género: Drama, thrillerInterpretación: Richard Gere (Robert Miller), Susan Sarandon (Ellen Miller), Tim Roth (Detective Michael Bryer), Laetitia Casta (Julie), Brit Marling (Brooke Miller), Nate Parker (Jimmy), Bruce Altman (Chris). Producción: Laura Bickford, Justin Nappi, Kevin Turen y Robert Salerno. Música: Cliff MartinezFotografía: Yorick Le Saux. Montaje: Douglas Crise. Diseño de producción: Beth Mickle. Vestuario: Joseph G. Aulisi. Distribuidora: Tripictures. 

Sinopsis

El protagonista de “El fraude” es Robert Miller, un magnate que en la víspera de su 60º cumpleaños parece el perfecto retrato del éxito americano en su vida profesional y familiar, siempre acompañado por su fiel mujer Ellen (Susan Sarandon) y Brooke (Brit Marling), su hija y heredera de su imperio. 
Pero tras los dorados muros de su mansión, Miller está con el agua al cuello, desesperado por completar la venta de su imperio a un gran banco antes de que quede expuesto un fraude que ha cometido. Además, mantiene un romance con una marchante de arte francesa (Laetitia Casta). Justo cuando se dispone a deshacerse de su problemático imperio, un sangriento e inesperado error le obliga a reencontrarse con un fantasma de su pasado y a enfrentarse a los límites de su doble moral.

domingo, 21 de octubre de 2012

Si de verdad quieres

Ficha técnica. Título original: Hope Springs. Dirección: David Frankel. País: USA. Año: 2012. Duración: 100 min. Género: Comedia romántica. Interpretación: Meryl Streep (Kay Soames), Tommy Lee Jones  (Arnold Soames), Steve Carell (Dr. Bernard Feld), Elisabeth Shue (Karen), Mimi Rogers (Carol), Jean Smart (Eileen), Ben Rappaport (Brad), Marin Ireland (Molly), Patch Darragh (Mark). Guion: Vanessa Taylor. Producción: Todd Black y Guymon Casady. Música: Theodore Shapiro. Fotografía: Florian Ballhaus. Montaje: Steven Weisberg. Diseño de producción: Stuart Wurtzel.Vestuario: Ann Roth. Distribuidora: Aurum. 

Sinopsis

En “Si de verdad quieres…”, Meryl Streep y Tommy Lee Jones interpretan a Kay y Arnold, un matrimonio feliz que lleva más de 30 años compartiendo sus vidas. Pero lo que desde fuera parece la armonía y la estabilidad perfecta de un matrimonio adulto, se ha convertido en monotonía y tedio para ella. 
Kay echa en falta la chispa de la primera época, la pasión, la lujuria… y decide ponerle remedio: se apunta a una terapia sexual impartida por un famoso sexólogo en una localidad llamada Hope Springs, a la que le acompañará, no del todo convencido, su marido Arnold.

lunes, 15 de octubre de 2012

Fernando Botero. Celebración



El Museo de Bellas Artes de Bilbao acoge la mayor antología de la carrera de este artista a la que a acudido CEPA Erandio. La muestra repasa toda la trayectoria artística de Fernando Botero y pone de manifiesto su particular estilo, caracterizado por la exaltación del volumen, su vitalismo burlón y el empleo de colores exuberantes. Sus obras suelen girar en torno a la condición humana y han otorgado al artista colombiano un gran prestigio internacional, tanto en la pintura como en la escultura.
Fernando Botero (Medellín, Colombia, 1932) es el más conocido de los artistas latinoamericanos aún en activo de la segunda mitad del siglo XX. Coincidiendo con el 80 aniversario de su nacimiento, esta exposición rinde homenaje a la trayectoria de un pintor, dibujante y escultor que ha sido capaz de desarrollar un estilo reconocible y propio, y que celebra una realidad profundamente vital a través de la exaltación del volumen y el color. 


Fernando Botero. Celebración se presenta, según los organizadores, como una de las exposiciones antológicas más importantes de su carrera artística, pues reúne obras realizadas en los últimos 60 años. Son 79 pinturas, que se exhiben en la sala BBK del museo, y una escultura monumental –el bronce Caballo con bridas (2009)–, colocada en la Gran Vía bilbaína frente a la sede principal de la entidad financiera patrocinadora de la muestra. Ha precedido a esta exposición una versión más amplia, clausurada el 10 de junio pasado en el Palacio de Bellas Artes de México, en donde recibió cerca de 250.000 visitantes.
El propio Fernando Botero ha intervenido de forma muy directa en la organización de la muestra, que ha contado, además, con el comisariado de su hija, Lina Botero, quien ha seleccionado y distribuido las obras, en su mayoría procedentes de la colección privada del pintor, según un recorrido temático repartido en ocho salas y bajo el criterio de ofrecer un resumen de más de seis décadas de trabajo.
Lina Botero escribe el ensayo principal del catálogo, que recoge también textos de los escritores Carlos Fuentes, recientemente fallecido, y Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010, además de cinco cuentos escritos e ilustrados por el propio Fernando Botero en los años ochenta. 




Celebración 


La exposición, organizada por el Museo de Bellas Artes, comienza con los años de formación de Botero, para dar paso, seguidamente, a tres salas dedicadas a Latinoamérica, uno de los núcleos temáticos más importantes de su producción. Le siguen representaciones religiosas y de personajes del clero, tratados con un benevolente sentido del humor. Después, aparece el mundo del circo, las versiones y los retratos de maestros de la historia del arte, que Botero homenajea con admiración, y el tríptico de Abu Ghraib, que pertenece a la serie que el maestro dedicó a los terribles acontecimientos sucedidos en esa prisión iraquí. Tras esta denuncia, se presentan pinturas sobre la tauromaquia, otra de las pasiones de Botero, que preceden a la última sala, dedicada al género de la naturaleza muerta. 


1.- Obra temprana 


En esta primera sala se reúnen 8 obras de la etapa de aprendizaje de Botero, que muestran las diversas influencias que asumió hasta configurar un lenguaje propio. Desde la simplificación geométrica del arte popular y del muralismo mexicano, presente, junto a un cierto aire metafísico, en Los caballos (1954), hasta el expresionismo abstracto de Niño de Vallecas (1959), que revela además la admiración hacia la pintura de Velázquez. 


2.- Latinoamérica 


Las 22 obras que se presentan en las tres salas dedicadas a Latinoamérica tienen su origen en los recuerdos de infancia y juventud de Botero: grupos familiares, oficios tradicionales, bailes y odaliscas, y también la violencia que ha agitado Colombia en las últimas décadas. Comparten estas escenas, abigarradas y coloristas, la atmósfera que refleja buena parte de la literatura latinoamericana contemporánea. Formalmente, el carácter narrativo, la superposición de los personajes, su plenitud formal y la impresión de quietud que domina las composiciones muestran el estrecho vínculo que mantienen con la pintura quattrocentista italiana. 


3.- Religión y clero

El arte sacro es un capítulo fundamental del arte occidental y también de la imaginería colonial barroca latinoamericana. Botero se incluye en esa tradición, tal y como muestran las 7 pinturas de esta sala, aunque lejos de los fines didácticos o de representatividad que le son propios. Es la plasticidad de las formas y vestiduras lo que realmente le interesa, la teatralidad y el boato de este mundo, particularmente presente en la cultura y la sociedad latinoamericanas, que el pintor plasma con amable sentido del humor. 


4.- El circo


En 2006, durante una de sus habituales visitas a México, Botero –como antes les sucediera a Rouault o Picasso, entre otros artistas– se vio fascinado por el pintoresquismo de un circo popular. Este encuentro casual proporcionó numerosos motivos iconográficos al pintor, que desde ese momento, convertirá este mundo y a sus personajes en uno de los núcleos iconográficos principales de su prolífica producción. 

Trapecistas, payasos, domadores, malabaristas y equilibristas aparecen en estos 14 lienzos mostrando una realidad en la que contrastan la melancolía de sus protagonistas con el colorido vistoso de los atuendos, y la vivacidad de las piruetas que ejecutan con el solemne hieratismo de los personajes, característico en toda la pintura de Botero. 


5.- Versiones


Se muestra en esta sala una docena de obras que constituyen un homenaje a los maestros de la pintura occidental, admirados y estudiados por Botero desde su primer viaje a Europa en 1952. Esta devoción por las grandes obras y pintores del pasado, que será fuente de inspiración a lo largo de toda su carrera, se plasma de dos maneras, bien en forma de versión de obras conocidas de la historia de la pintura o bien en los retratos de sus autores. Con este particular homenaje Botero declara, además, su amor a las cualidades del oficio tradicional de pintor. 

Se trata de pinturas según Piero della Francesca, Le Brun, Van Eyck, Rafael, Ingres o Goya, en las que el pintor deja que sigan siendo reconocibles aunque introduce alteraciones “según Botero”, que las acercan a su estilo. Junto a ellas se muestran los retratos de los pintores Giacometti, Delacroix, Courbet, Ingres o Rubens. 


6.- Abu Ghraib


En 2004 se conoció el horror de la prisión de Abu Ghraib, en donde soldados estadounidenses torturaron atrozmente y asesinaron a prisioneros iraquíes. La noticia impactó a Botero, que ya antes, a finales de la década de los noventa, había hecho una serie dedicada a la violencia en Colombia. El resultado fue un conjunto de 56 pinturas y dibujos que fueron donados por el artista a la Universidad de Berkeley (California). 

La serie, de la que se expone aquí una de sus obras centrales, el gran tríptico Abu Ghraib #44, pintado en 2005, muestra sin ambages la indignidad de la tortura, añadida a la sinrazón de la violencia. Las tres escenas se desarrollan en espacios confinados por barrotes en donde las víctimas son el motivo central. El colorido es aquí restringido y destaca sólo el rojo de la sangre de las heridas y el de las capuchas que cubren las cabezas de los torturados, víctimas anónimas y universales de la crueldad y la barbarie humanas. 


7.- La corrida


Como ocurre con la iconografía circense, Fernando Botero siente una enorme admiración plástica por la tauromaquia, aunque, en este caso, centrada sobre todo en las enormes posibilidades cromáticas y compositivas que ofrece. A ello se añade la afición personal que el pintor siente por este mundo: de niño, su tío le inscribió en una escuela taurina de Medellín. De este modo, y siguiendo la tradición de Goya, Manet, Picasso o Bacon, entre otros, la corrida es uno de los temas predominantes de su obra desde comienzos de los años ochenta. Se presentan aquí 6 lienzos con diversos momentos –desde distintos lances de la lidia hasta la muerte trágica del torero– y personajes –incluido el caballo del picador–. Por su parte, Rapto de Europa desarrolla uno de los temas clásicos de la mitología griega, relacionado con el mundo del toro. 


8.- Naturaleza muerta


Esta última sala reúne 9 composiciones de uno de los géneros tradicionales de la pintura, la naturaleza muerta, que forma otro de los núcleos principales de la obra de Fernando Botero. Muestran una estrecha vinculación con la tradición pictórica holandesa del siglo XVII, momento en el que la representación de objetos y de flores y alimentos inertes se configura como un género independiente. Botero lo traduce a su personal estilo y lo enriquece iconográficamente con la cultura latinoamericana, al representar las frutas y cacharros característicos. También aquí, como en el resto de su obra, la búsqueda de la belleza y del placer de la contemplación tiene en la sensual exaltación del volumen –en la “quieta y suntuosa abundancia”, en palabras de Vargas Llosa– su principal seña de identidad.

domingo, 14 de octubre de 2012

Mátalos suavemente

Ficha técnica. Título original de la película: Killing them softly. AKA: Cogan’s trade. Dirección: Andrew Dominik. País: USA. Año: 2012. Duración: 97 min. Género: Thriller. Interpretación: Brad Pitt (Jackie Cogan), Richard Jenkins (Driver), James Gandolfini (Mickey), Ray Liotta (Markie), Scoot McNairy (Frankie), Ben Mendelsohn (Russell), Vincent Curatola (Johnny Amato), Sam Shepard (Dillon). Guion: Andrew Dominik; basado en la novela de George V. Higgins. Producción: Dede Gardner, Brad Pitt, Paula Mae Schwartz, Steve Schwartz y Anthony Katagas. Fotografía: Greig Fraser. Montaje: Brian A. Kates. Diseño de producción: Patricia Norris. Vestuario: Patricia Norris. Distribuidora: DeAPlaneta. 

Sinopsis

En “Mátalos suavemente”, unos criminales no demasiado inteligentes y recién salidos de la cárcel deciden dar un nuevo golpe: atracar una partida de cartas controlada por la mafia. Con una pinta ridícula inician el robo y milagrosamente logran cometerlo. Entonces, la mafia decide contactar con Jackie Cogan (Brad Pitt) para que resuelva el caso, encuentre a los ladrones y acabe con ellos. Jackie, el único inteligente de esta historia, intentará sacar su propia tajada.

martes, 9 de octubre de 2012

Egon Schiele


 El Museo Guggenheim Bilbao acoge la exposición Egon Schiele que propone una completa aproximación al universo de este gran expresionista austriaco, principalmente a través de sus dibujos, gouaches y acuarelas. Las obras sobre papel que integran la muestra proceden de la Albertina de Viena, institución que atesora una de las colecciones de obra gráfica más amplias y significativas del mundo.
Cerca de un centenar de trabajos revelan la evolución estilística del artista: desde su producción temprana realizada durante su formación en la Akademie der bildenden Künste (Academia de Bellas Artes de Viena), pasando por las obras en las que la influencia de Gustav Klimt y el Modernismo vienés están más presentes, hasta sus innovadores trabajos caracterizados por su ruptura con el naturalismo, que se distinguen por el radical empleo del color y la inclusión de nuevos y desconcertantes motivos, como el desnudo erótico explícito.
Según los organizadores de la muestra, Egon Schiele desarrolló un estilo muy personal dentro del tratamiento decorativo de las superficies y las fluidas líneas ornamentales que eran propias de la Secesión vienesa. El uso expresionista del lenguaje corporal, los gestos y la mímica responden a la influencia de la fotografía clínica que documentaba los síntomas de la “histeria” que manifestaban las pacientes del doctor Jean-Martin Charcot, del hospital de la Salpêtrière de París; también se inspiran en la fotografía erótica del estudio de Otto Schmidt. Schiele libera la representación erótica del desnudo femenino de las ataduras de la caricatura o de la finalidad pornográfica, eliminando el histórico antagonismo entre lo bello y lo feo y otorgando al desnudo femenino un nuevo y diferente protagonismo en el arte. También el cuerpo enfermo y la desintegración patológica de la personalidad se elevan en su obra a la categoría de arte.
A través de todos los temas presentes en su producción —paisajes, flores, representaciones de niños y niñas, desnudos, retratos y autorretratos—, la muestra Egon Schiele ofrece un amplio recorrido por la trayectoria creativa de esta relevante figura del arte de principios del siglo xx.

Egon Schiele nace en 1890 en la pequeña ciudad de Tulln, en la Baja Austria, en el seno de una familia burguesa ligada al funcionariado. Se cría con sus dos hermanas, Melanie (1886−1974) y Gertrude (1894−1981).
Ya en su etapa escolar, Schiele dibuja con profusión. En el instituto de Klosterneuburg, el pintor Max Kahrer es uno de sus primeros promotores y le enseña diversas técnicas artísticas.
Debido a su mal rendimiento escolar, su madre decide sacarlo de la escuela antes de tiempo. Su talento para el dibujo le lleva a seguir una carrera artística.
En octubre de 1906, casi dos años después de la muerte de su padre, supera el examen de ingreso en la Academia de Bellas Artes de Viena. Su profesor es el pintor de historia Christian Griepenkerl.

En 1909, participa en la Internationale Kunstschau (Muestra Internacional de Arte), donde se rinde homenaje a Gustav Klimt y en la que Oskar Kokoschka hace su debut. La obra de Schiele aún está bajo el influjo de Klimt y del Jugendstil vienés.
Como protesta contra su profesor, funda con algunos de sus compañeros de clase y otros que compartían ideas afines el Neukunstgruppe (Grupo de Arte Nuevo). En 1909, abandona la Academia. Con ocasión de la primera exposición del Neukunstgruppe, Schiele conoce al influyente crítico de arte Arthur Roessler.
En 1910, se produce el cambio de rumbo artístico hacia el Expresionismo: con su nuevo cromatismo expresionista, Schiele se rebela tanto contra el naturalismo como contra el dominante Jugendstil vienés; en su obra emergen con enorme brío nuevos temas, como el desnudo erótico, las mujeres encintas y, sobre todo, el autorretrato.
En 1911, conoce a Walburga ("Wally") Neuzil, que será su modelo favorita y su compañera hasta que el artista se case en 1915 con Edith Harms.
Su carrera artística se ve interrumpida cuando, en abril de 1912, se dicta su prisión preventiva: se le inculpa de pederastia y secuestro de menores. Las acusaciones acaban por mostrarse infundadas, pero Schiele ha de permanecer 24 días en prisión: el artista plasma esta experiencia traumática en la famosa serie de la cárcel.
En junio de 1915, un año después de estallar la Primera Guerra Mundial, es destinado a Praga tras un segundo reclutamiento. Ese mismo mes se casa con Edith Harms, hija de una familia acomodada.
Desde finales de 1915, su arte expresionista cede ante un mayor acercamiento a lo natural, lo que se refleja especialmente en sus desnudos femeninos y retratos, cada vez más realistas.
Tras la inesperada muerte de Gustav Klimt a principios de 1918, Egon Schiele es considerado como su legítimo heredero en la escena artística de Viena.
En marzo de 1918, logra el éxito económico a raíz de la exposición 49ª de la Secesión vienesa: el artista obtiene lucrativos encargos de retratos y también aumenta la demanda de sus desnudos eróticos.
Algunos días antes de finalizar la guerra, el 28 de octubre de 1918, la esposa de Schiele, Edith, que estaba embarazada, muere por una devastadora epidemia de "gripe española". Tres días después, fallece Egon Schiele de la misma enfermedad.


La Higuera

La Higuera , de Ramiro Pinilla, sale a la venta en edición de bolsillo . Sinopsis La construcción en 1966 de un nuevo instituto de en...