Semana Santa leonesa



 La Semana Santa leonesa cumple con la tradición religiosa durante estas fechas. León acoge a un gran número de cofradías y hermandades, abades y papones, que durante todo el año preparan sus pasos para que todo esté a punto, con el fin de hacer penitencia entre sus calles. Pero siempre que el tiempo primaveral lo permita, ya que cae ni antes del 22 de marzo ni después del 25 de abril.
Las cofradías más importantes, -Nuestra de las Angustias y Soledad, Del Dulce Nombre de Jesús Nazareno, del Santísimo Sacramento, de Santa Marta y de la Sagrada Cena, de Jesús Divino Obrero, de las Siete Palabras en la Cruz, Santo Cristo del Perdón, Nuestro Señor Jesús de la Redención, Santísimo Cristo de la Expiración y del Silencio, María del Dulce Nombre, Santo Cristo de la Bienaventuranza, Santo Cristo del Desenclavado, Santo Sepulcro-Esperanza de la Vida, Agonía de Nurestro Señor, Jesús Sacramentado y María Santísima de la Piedad, Cristo del Gran Poder-, procesionarán durante la Semana de Pasión que ha sido declarada de interés turístico internacional.
Pero estos ritos no sólo se circunscriben al ámbito de la capital sino que se extienden por toda la provincia.
Así, en San Andrés del Rabanedo, también se siguen las celebraciones religiosas con numerosos participantes que conservan los modos y costumbres de los cultos pasionales.
La Cofradía de las Tres Caídas de Jesús Nazareno se encarga de la realización de los actos de estos días religiosos y de ocio, con la ayuda de sus papones y fieles. El paso de la Virgen lo llevan las mujeres y el de Jesús Nazareno, los hombres.
El recorrido se completa con la música de las marchas procesionales de las Bandas de Cornetas y de Agrupaciones musicales.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Centenario de la Galerna de 1912 en Bermeo

EXPOSICIÓN: “Miguel de Unamuno. Dibujos”