martes, 12 de noviembre de 2013

Los paisajes de Darío de Regoyos


El Museo de Bellas Artes de Bilbao presenta, hasta finales de enero del año que viene, Darío de Regoyos, La aventura impresionista, una exposición que recoge un total de 134 obras del principal representante del impresionismo en la pintura española.
Organizada con ocasión de la conmemoración del centenario de su fallecimiento, la exposición reúne una gran muestra retrospectiva  –entre óleos, pasteles, acuarelas, dibujos y grabados– que da a conocer las formas de expresión, los intereses temáticos y la evolución estética de su trayectoria.
Según los organizadores, la originalidad cromática y la audaz representación de los fenómenos lumínicos y atmosféricos hacen de los paisajes de Regoyos uno de los episodios más innovadores del panorama artístico español del momento. Se suma a ello el contrapunto de los aguafuertes y óleos que representan la tradición cultural española más sombría, que formularía en la estética de la “España negra”. Por otra parte, sus relaciones con pintores, músicos y literatos belgas y franceses, y su activa participación en los círculos artísticos de vanguardia –primero en el grupo L’Essor y más tarde en Les XX– configuran el perfil más internacional de la pintura española de finales del siglo XIX.
De origen asturiano, Darío de Regoyos (Ribadesella, Asturias, 1857–Barcelona, 1913) mantuvo, además, una estrecha relación artística y familiar con el País Vasco a lo largo de toda su vida y desempeñó un papel fundamental en la modernización de la pintura vasca en el cambio de siglo. Por este motivo el Museo de Bellas Artes de Bilbao ha producido esta exposición, siguiendo la estrategia de los últimos años de profundizar en el conocimiento del arte vasco a través de exposiciones, publicaciones y nuevas adquisiciones. Para esta ocasión, ha contado con el comisariado de Juan San Nicolás, experto conocedor del pintor.
Tras su presentación en la sala BBK del Museo de Bellas Artes de Bilbao, la muestra viajará, en versiones reducidas, al Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid (un centenar de obras), a comienzos del año próximo, y, más tarde, al Museo Carmen Thyssen Málaga (cerca de 60 obras). Los tres museos han contribuido a la exposición con obras destacadas de sus respectivas colecciones, a las que se han sumando otras instituciones relevantes, como los Musées Royaux des Beaux-Arts de Belgique, el Musée d’Orsay de París, el Museu Nacional d’Art de Catalunya y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, entre otros, y numerosas colecciones particulares.


No hay comentarios:

Tierra Santa (2)

Comenzamos el día paseando por las callejuelas de Jaffa-Yafo, uno de los puertos más antiguos del mundo, que ya es mencionado en varias ...