El estuario del río Oka en Urdaibai



De viaje por Urdaibai (17)

 El estuario del río Oka en Urdaibai

El estuario y las marismas de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai constituyen la zona húmeda más importante del País Vasco. En la desembocadura del río Oka se mezclan las aguas dulces del río con las aguas salobres del Cantábrico que la marea introduce en cada uno de los ciclos, así la naturaleza crea uno de los ecosistemas más ricos y productivos de la tierra.
La salida comienza en el puente de Rentería en Gernika, así como el GR-98, donde el popular paseo del corte de la ría, una canalización realizada a principios de s. XX, nos llevará durante 5 Km. hasta tomar un sendero por la muna en dirección a Murueta.
Habremos dejado atrás el campo de futbol y la depuradora de aguas. El camino discurre recto entre tamarindos, fresnos, sauces, robles, juncos y carrizos por el cauce del río Oka. Intercalados con ellos surgen zonas de pasto y cultivos. Durante el paseo veremos pasar el tren a nuestra izquierda.
Esta zona es de un gran valor naturalístico por lo que se emplea para el anillamiento de aves durante la época de las migraciones. De los resultados obtenidos de las investigaciones se llevan a cabo las estrategias de conservación y gestión de los humedales.
El cormorán, el martín pescador, la gallineta, el ánade real, la lavandera, el carricero, el andarríos o los reyeuelos emplean las marismas como lugar de descanso o de nidificación. Urdaibai Bird Center lleva un proyecto de cajas-nido durante la emporada de cría para carboneros comunes y herrerillos.
Además en esta cuenca nos encontramos con el acuífero de Gernika que se alimenta a partir del agua infiltrada en la tierra procedente del río Oka y sus afluentes. Es el único acuífero en el País Vasco en el que se ha aprobado un perímetro de protección.
Las actividades y creencias humanas en torno al estuario nos han dejado una importante herencia cultural y memoria acumulada en los ecosistemas. Los caseríos, las ermitas, los yacimientos arqueológicos o los molinos de mareas, son algunos de los elementos de este patrimonio.
Pero no siempre el estuario ha tenido este aspecto, ya que a partir del s. XIX la desecación de las marismas y la construcción del canal y la vía férrea contribuyeron a  reducir la funcionalidad ecológica del estuario. Pero, según los datos históricos, al menos desde el s. XVI, las marismas fueron explotadas comunalmente por los vecinos para usos ganaderos y agrícolas y también para usos complementarios como la caza, la pesca y el marisqueo.
Al llegar a la altura de Murueta veremos la antigua fábrica de tejas de Murueta de la que se mantiene su chimenea y parte de la estructura. En las instalaciones de la “Tejera” no solo se fabricaban tejas sino que también se abarcó otros materiales relacionados con la industria de la construcción: ladrillos, tubos… Hoy en día es uno de los mejores testimonios del Patrimonio Histórico Industrial.
En este punto, una opción es atravesar el apeadero de la tejera y seguir hacia el barrio de Goierria.
La otra es seguir por el sendero de la marisma junto a los rústicos embarcaderos de madera camino de San Cristóbal. El sendero nos permite observar por un lado la inmensidad de la marisma y por otro, ver cómo platea el lomo de los mubles y lubinetas. Atravesamos las vías y nos encaminamos por un pequeño bosquecillo con matorrales y zarzas, de las que cuelgan unas deliciosas moras, hacia Murueta.
En Busturia, a la altura del bar Crispín giramos a la derecha y tomamos dirección hacia el paseo de los tradicionales emparrados de txakoli y la histórica Torre de Madariaga, actualmente sede del Centro de Biodiversidad de Euskadi, y el reloj de Amunategui.
Quien se acerque hasta estos parajes disfrutará de unas excelentes vistas sobre la ría.
El camino, que continúa por las antiguas colonias de Sukarrieta, pasa por el mirador de Portuondo hasta terminar en Mundaka.
El estuario y las marismas de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai constituyen la zona húmeda más importante del País Vasco. A su gran valor paisajístico se une su importante valor ecológico reconocido internacionalmente: Zona ZEPA (Zona de Especial Protección para Aves), Convenio RAMSAR, Red Natura 2000, Zona IBA, etc.
Su localización estratégica en pleno Golfo de Bizkaia hace de este enclave paso obligado para gran cantidad de aves acuáticas migratorias (espátulas, archibebes, garcetas, ánades, correlimos, zarapitos) procedentes del norte de Europa siendo para gran parte de ellas un importante área de invernada.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Centenario de la Galerna de 1912 en Bermeo

EXPOSICIÓN: “Miguel de Unamuno. Dibujos”