lunes, 8 de diciembre de 2008

León. Cruce caminos


Paso obligado en la ruta romana Italia-Hispania, León es la unión de los caminos Astorga-Tarragona y Astorga-Burdeos, referencia continua en el Camino de Santiago y lugar estratégico en la Ruta de la Plata. De origen romano, fundada con la creación de la Legión VII, un campamento militar al amparo de la confluencia de los ríos Bernesga y Torío, la ciudad acoge un gran número de edificios singulares.
En el enorme complejo conventual de San Marcos, en la salida natural de la ciudad, para tomar el Camino de Compostela, conviven dos edificios: el Parador de Turismo y la Iglesia.
En su larga y extensa historia, San Marcos ha albergado un sinfín de “visitantes”. Aquí, Francisco de Quevedo permaneció preso (1639-1644) a instancias del Conde–Duque de Olivares.
Así escribía de aquellos casi cuatro años: «A 7 de diciembre, víspera de la Concepción de nuestra Señora, a las diez y media de la noche. Fui traído en el rigor del invierno sin capa y sin una camisa, de sesenta y un años, a este con­vento Real de San Marcos, donde he estado todo este tiempo en rigurosísima prisión, enfermo con tres heridas, que con los fríos y la vecindad de un río que tengo a la cabecera, en tierra donde todo el año es hibierno rigurosísimo, se me han cancerado, y por falta de cirujano, no sin piedad me las han visto cauterizar con mis manos; tan pobre, que de limosna me han abrigado y entretenido la vida. El horror de mis trabajos ha espantado a todos».
Durante aquel tiempo Quevedo comenzó a escribir los últimos capítulos de “Vida de S. Pablo”, “Constancia y paciencia del Santo Job” y la “Providencia de Dios”.
Tres meses después moriría en el convento de Santo Domingo de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real).

No hay comentarios:

La Higuera

La Higuera , de Ramiro Pinilla, sale a la venta en edición de bolsillo . Sinopsis La construcción en 1966 de un nuevo instituto de en...