martes, 17 de marzo de 2015

Día Blas De Otero 2015

La Biblioteca de Bidebarrieta acogió el homenaje  a Blas de Otero "Historia (casi) de mi vida" con motivo del aniversario del nacimiento del poeta bilbaíno, al que acudo con mi alumnado de CEPA Erandio. 
Sabina de la Cruz, presidenta de la Fundación Blas de Otero y una de las mayores estudiosas y conocedoras de su obra, repasa la biografía y cuenta algunas anécdotas de su vida en común. Además resume el texto en prosa "Historia (casi) de mi vida", en el que el autor va dando saltos y rinde cuentas de su vida y obra. El actor y director Ramón Barea dramatiza con maestría fragmentos de esta obra, con acompañamiento musical de Naiel Ibarrola y de Irene Bau.


Historia de mi vida

A los cincuenta y tres años de mi vida
comienzo a caminar de otra manera:
el paso tardo y la esperanza fuera,
como un arado uncido a su mancera.
A los cincuenta y tres años de mi vida
el soneto es distinto, las vocales
más anchas, los apóstrofes iguales
y los naufragios más originales.
He vivido volcándome en los días
y ascendiendo las noches destrozadas,
entre cristales rotos y alegrías.
Viviré con los ojos bien abiertos
entre golpes de olas y de azadas.
Como escuchan los hombres. Como miran los muertos.

Blas de Otero (Bilbao, 1916 - Madrid, 1979). Su obra, que parte de la angustia metafísica para desembocar en lo social y testimonial, es una de las más importantes de la lírica de posguerra, y un ejemplo del llamado "exilio interior" que caracterizó a buena parte de la resistencia contra el franquismo ejercida desde la propia España.
 Educado con los jesuitas, estudió Derecho en Valladolid y Filosofía y Letras en Madrid. En 1951, a raíz de un viaje a París, ingresó en el Partido Comunista. Vivió largos períodos en Francia y en Cuba.Sus primeros poemarios pusieron de manifiesto sus inquietudes religiosas. En Cántico espiritual (1942), la influencia de los místicos españoles se expresó a través de una fe inquebrantable, pero ya en Ángel fieramente humano (1950) predominó el conflicto metafísico, con exasperados diálogos con Dios en los que se alternan la súplica dolorida y un sombrío nihilismo.
A partir de Redoble de conciencia (1951) el grito de angustia individual se proyectó en lo universal, y reflejó el horror provocado por los conflictos bélicos acaecidos en España y Europa. Posteriormente apareció Ancia (1958), título formado con la primera y la última sílabas, respectivamente, de los dos volúmenes anteriores, donde se incluyeron bastantes poemas inéditos.
Ancia es quizá la mejor parte de su obra: poesía bronca y "desarraigada" (en calificación de su prologuista Dámaso Alonso), de imprecación religiosa y de intensa desolación existencial; expresión asimismo de una poderosa energía verbal, con predominio de formas clásicas (en especial el soneto), agresiva imaginería y juegos conceptistas, coexistencia de niveles léxicos dispares (culto, coloquial), hábil recurso a la armonía imitativa, empleo del collage. Esta lengua poética singularizará siempre su poesía, a pesar de los cambios.

No hay comentarios:

La Higuera

La Higuera , de Ramiro Pinilla, sale a la venta en edición de bolsillo . Sinopsis La construcción en 1966 de un nuevo instituto de en...