domingo, 17 de enero de 2016

Sri Lanka (4)

Sigiriya

La espectacular fortaleza-palacio de Sigiriya, erigida en el siglo V durante el reinado del rey Kasyapa (477-495) para rechazar una temida invasión, está emplazada en lo alto de una roca elevada a 200 m de altura y en el momento álgido de su gloria debió de ser una construcción inexpugnable en medio de Ayers Rock.
Es uno de los destinos turísticos más populares del país. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1982.
Cuenta con jardines acuáticos, frescos de doncellas realizados en la roca que datan del siglo V, un muro de mil años de antigüedad con inscripciones de los visitantes, un par de enormes garras de león de piedra y vistas impresionantes.  El palacio construido en la cumbre tiene cisternas cortadas en la roca, en las que todavía hay agua, fosos y murallas ornamentadas.
Para llegar por las paredes casi verticales a la cima hay que subir 1.200 escalones por unas escaleras de metal.
¡Cómo tuvo que ser la construcción de la fortaleza cuando los peldaños estaban excavados en la roca¡
Después de la muerte del rey Kasyapa, siguió siendo un complejo monástico hasta el siglo XIV. Las ruinas fueron descubiertas en 1908 por el explorador británico Jhon Still.

Antes de subir a la fortaleza visitamos el Museo Arqueológico de Sigiriya (abierto en 2009). Se utiliza como centro de información turística, además de centro de investigación. Está gestionado por Central Cultural Fund (CCF). En el piso superior hay una representación a tamaño natural de los frescos de las doncellas de Sigiriya.
Según cuentan las leyendas de Sri Lanka, se describe al rey Kasyapa como el hijo del rey Dhatusena. Kasyapa asesinó a su padre emparedándolo vivo y luego usurpó el trono, que por derecho correspondía, a su hermano Mogallana.
Mogallana huyó a la India para escapar de los intentos de asesinato de su hermano, jurando venganza. En la India, éste levantó un ejército con la intención de retornar y retomar el trono que por derecho le correspondía. Sabiendo del inevitable regreso de Mogallana, se dice que Kasyapa construyó el palacio en la cumbre de Sigiriya como una fortaleza palaciega. Mogallana finalmente llegó y declaró la guerra a su hermano. Durante la batalla, los ejércitos de Kasyapa le abandonaron, y éste se suicidó arrojándose sobre su espada.
Se suda la gota gorda para subir a la cima, pero merece la pena.









No hay comentarios:

Tierra Santa (2)

Comenzamos el día paseando por las callejuelas de Jaffa-Yafo, uno de los puertos más antiguos del mundo, que ya es mencionado en varias ...