India (12)

 
Benarés despierta ente nieblas. En la ceremonia del amanecer observamos un panorama distinto.


Por una parte, empiezan a arrojar los restos de las cremaciones al río y por otra, vemos que los peregrinos y los santones, repitiendo sus mantrams, realizan sus abluciones para purificarse en las aguas del río sagrado y se ofrendan lámparas de aceite.

El Ganges se venera como una diosa viviente, con poder para expirar todos los pecados. Las escrituras hinduistas recomiendan bañarse en sus aguas todos los días, preparando así el alma para el último viaje de liberación. Estas imágenes no se olvidarán nunca.

Benarés es la ciudad de Siva. Los 90 ghats que bordean el río definen la vida y la identidad de esta urbe poblada de templos y santuarios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Centenario de la Galerna de 1912 en Bermeo

EXPOSICIÓN: “Miguel de Unamuno. Dibujos”