Diálogos con la literatura en Bidebarrieta




Los escritores Luis Sepúlveda y Unai Elorriaga han intervenido en el segundo encuentro literario de este curso ‘Diálogos con la literatura’ junto a la periodista Arantza Lezámiz como moderadora, organizado por Bidebarrieta Kulturgunea. Cada mes se ofrece al público un marco de diálogo con escritores y escritoras sobre temáticas relacionadas con la literatura. La sesión de esta tarde, a la que ha acudido CEPA Erandio, ha girado en torno a la obra literaria de autores y su defensa del medioambiente.
Luis Sepúlveda nace en Ovalle, Chile, en 1949. Desde muy joven salió a recorrer mundo. El primero de sus libros lo publicó a los 20 años de edad. Fue apresado y exiliado por la represión militar que se instauró en Chile durante el mandato de Pinohet. Se afincó en Hamburgo (1980) para más tarde residir en Gijón.
Además de ser un narrador de historias, también se le puede ver defendiendo la selva amazónica o en el barco de Greenpeace.
El libro “Un viejo que leía novelas de amor” ha sido traducido a 14 idiomas y sus derechos vendidos al cine. La obra en general ha sido traducida a 39 idiomas. Entre su gran producción literaria tiene los siguientes títulos: Los miedos, las vidas, las muertes y otras alucinaciones, 1984; Un viejo que leía novelas de amor 1992; Mundo del fin del mundo 1994; Nombre de Toreo 1994; Patagonia Express 1995; Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar 1996; Desencuentros 1997; Diario de un killer sentimental 1998; Historias marginales 2000; Hot Line 2002; Los peores cuentos de los Hermanos Grim (con Mario Delgado) y La lámpara de Aladino (2008).
Unai Elorriaga (1973), escritor nacido en Bilbao, reside en Getxo. Recibió el Premio Nacional de Narrativa en 2002 por su novela SPrako tranvía-Un tranvía en SP. Ese galardón dio a conocer a Elorriaga más allá del País Vasco. El propio Elorriaga es el traductor de sus obras al castellano. Licenciado en Filología Vasca por la Universidad de Deusto, es escritor y traductor.
Su novela Un travía en SP fue llevada al cine en 2008 por el director Aitzol Aramaio con el título Un poco de Chocolate.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Centenario de la Galerna de 1912 en Bermeo

EXPOSICIÓN: “Miguel de Unamuno. Dibujos”