Egipto (4)


Templo de Hatshepsut
El templo de la faraona Hatshepsut fue diseñado por su arquitecto y favorito Semmut, quien dio forma a la “sonrisa de la reina”, tal y como se conoce a este bello monumento. El resultado fue la obra más colosal de la reina Hatshepsut, extraordinaria tanto por su emplazamiento, como por su concepción. El templo se eleva sobre el desierto en varias terrazas.
Los cristianos, posteriormente lo convirtieron en monasterio, de ahí el nombre de Deir al Bari, que significa monasterio del norte.
Hatshepsut mandó como regente, para acabar proclamándose faraona. Adoptó para ello la iconografía, titulación y acciones de los reyes, llegando incluso a vestir como ellos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Centenario de la Galerna de 1912 en Bermeo

EXPOSICIÓN: “Miguel de Unamuno. Dibujos”